Cuándo deberías evitar un masaje deportivo

Masaje facial

Los masajes deportivos son una técnica muy efectiva para mejorar la recuperación de los músculos después del ejercicio, aliviar dolores y prevenir lesiones. Sin embargo, hay ocasiones en las que es mejor evitar este tipo de masajes. A continuación, te explicamos en qué situaciones deberías ser precavido:

Dolor agudo

Si sientes dolor agudo en una zona específica de tu cuerpo, lo mejor es evitar un masaje deportivo hasta que el dolor disminuya. Esto se debe a que si el masaje se realiza con demasiada intensidad, puedes empeorar la lesión o el dolor. Es mejor esperar a que la zona afectada se recupere y luego programar una sesión de masaje.

Inflamación importante

La inflamación es una respuesta natural del cuerpo después de una lesión. Sin embargo, si la inflamación es grave, es mejor evitar un masaje deportivo hasta que la zona se calme. Un masaje intenso puede aumentar la inflamación y retrasar la recuperación. Si la inflamación es excesiva, es recomendable acudir a un médico antes de programar una sesión de masaje.

Lesiones graves

Si tienes una lesión grave, como una fractura, un esguince grave o una lesión muscular seria, es mejor evitar un masaje deportivo hasta que la lesión se haya curado. Un masaje intenso puede empeorar aún más la lesión y retrasar la curación. Consulta a un especialista antes de programar una sesión de masaje.

Reacciones alérgicas

Si tienes alguna alergia a productos utilizados en terapias de masaje como aceites, cremas, etc, debes informar a tu fisioterapeuta antes de recibir un masaje deportivo. Es importante que el especialista tenga conocimiento de cualquier alergia o afección de la piel antes de iniciar la sesión.

Enfermedades crónicas

Si tienes alguna enfermedad crónica que afecte tus músculos, huesos o piel, es importante informar a tu fisioterapeuta antes de programar una sesión de masaje. Algunas enfermedades pueden empeorar con un masaje intenso o pueden requerir un enfoque especializado.

Embarazo

Las mujeres embarazadas deben tener precaución al recibir un masaje deportivo. A pesar de que los masajes pueden ser efectivos para reducir la tensión en los músculos, es importante que el fisioterapeuta tenga conocimiento del embarazo. El especialista puede adaptar los movimientos de masaje en consecuencia y evitar áreas específicas que podrían provocar complicaciones

En conclusión, el masaje deportivo es una técnica efectiva para cuidar y mejorar la salud de tus músculos y prevenir lesiones deportivas. Sin embargo, en algunas situaciones es mejor evitar esta técnica para no empeorar dolencias o lesiones. Es importante informar al fisioterapeuta de todas las afecciones, condiciones o requerimientos antes de recibir un masaje deportivo para garantizar un tratamiento efectivo y seguro.