masajistas.org.

masajistas.org.

Reduciendo la fatiga con masaje oncológico

Reduciendo la fatiga con masaje oncológico

El cáncer es una enfermedad muy agotadora tanto física como emocionalmente y el tratamiento también puede ser muy agotador. Los pacientes con cáncer a menudo experimentan fatiga durante la terapia y esto puede afectar significativamente su calidad de vida. Afortunadamente, hay estrategias no médicas que pueden ayudar a reducir la fatiga en pacientes con cáncer, y una de estas estrategias es el masaje oncológico.

El masaje oncológico es un tipo de masaje terapéutico que se realiza en pacientes con cáncer. Diferente a otros masajes, el masaje oncológico se enfoca en las necesidades especiales de los pacientes en tratamiento y toma en cuenta los efectos secundarios del tratamiento, como la fatiga, el dolor, la ansiedad etc.

¿Cómo ayuda el masaje oncológico a reducir la fatiga?

El masaje oncológico ayuda a reducir la fatiga de varias maneras:

1. Promueve la relajación: El masaje oncológico puede ayudar a relajar los músculos y el cuerpo, lo que puede reducir la fatiga. Al relajar el cuerpo, se liberan los músculos tensos y se promueve una sensación de calma.

2. Estimula la circulación sanguínea: El masaje oncológico también puede ayudar a estimular la circulación sanguínea, lo cual puede ayudar a que los nutrientes y el oxígeno lleguen a los músculos y tejidos con mayor facilidad. Esto no solo puede reducir la fatiga, sino también acelerar la recuperación.

3. Libera endorfinas: Otra forma en que el masaje oncológico ayuda a reducir la fatiga es a través de la liberación de endorfinas, que son compuestos químicos producidos por el cuerpo que ayudan a reducir el dolor y mejorar el estado de ánimo.

4. Alivia el dolor: Muchos pacientes con cáncer también experimentan dolor, que puede ser una fuente importante de fatiga. El masaje oncológico puede ayudar a aliviar el dolor, lo que puede reducir la fatiga en estos pacientes.

¿Qué esperar durante un masaje oncológico?

Durante un masaje oncológico, se toman en cuenta factores tales como la cicatrización del sitio de una operación, los efectos secundarios de la quimioterapia o radiación, y la medicación actual del paciente. El masaje se lleva a cabo en una habitación tranquila y oscura para ayudar a fomentar la relajación. Los pacientes pueden sentir que son tratados con delicadeza y respeto y pueden hablar acerca de sus síntomas o necesidades específicas que tienen al momento. Además, el cuerpo puede cubrirse con una manta para proporcionarle calidez y comodidad al paciente.

El masajista oncólogo utiliza técnicas específicas para ayudar a reducir la tensión muscular, mejorar la circulación sanguínea y promover la relajación. También pueden trabajar en áreas donde los pacientes experimentan dolor o rigidez para aliviar estos síntomas.

¿Qué precauciones se deben tomar?

Si bien el masaje oncológico puede ser muy beneficioso, hay algunas precauciones que se deben tomar para garantizar la seguridad del paciente.

1. Consulta con tu médico: Antes de proceder con el masaje oncológico, es importante que hables con tu médico para ver si es seguro. Existen ciertas contraindicaciones, como coágulos de sangre y problemas de circulación, que podrían interferir con el masaje.

2. Busca a un masajista con experiencia: Asegúrate de que el masajista tenga experiencia en el tratamiento de pacientes con cáncer y que esté certificado, preferiblemente en el masaje oncológico. Puede que no todos los masajistas estén capacitados para tratar a pacientes con cáncer.

3. Comunica tus necesidades: Asegúrate de hablar con el masajista y comunicarles tus necesidades específicas, como la ubicación y la intensidad del dolor. El masajista puede personalizar el tratamiento para satisfacer tus necesidades.

4. Evita ciertas áreas: Para evitar la propagación de células cancerosas, el masajista necesitará evitar ciertas áreas del cuerpo. Las áreas afectadas, las fijaciones y los huesos pueden ser sensibles durante el masaje.

Conclusiones finales

El masaje oncológico puede ser una forma efectiva de reducir la fatiga en pacientes con cáncer. Al promover la relajación, estimular la circulación sanguínea y liberar endorfinas y aliviar el dolor, el masaje oncológico puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes en tratamiento. Asegúrate de consultar con tu médico antes de recibir el tratamiento y busca a un masajista capacitado y experimentado en tratamientos oncológicos. No te arrepentirás de invertir tiempo y recursos en cuidarte.